Life Style

“Balconing”: la peligrosa práctica de los turistas de las Islas Baleares

Con el inicio del verano también ha regresado el “balconing”.

Tres turistas extranjeros cayeron de los balcones de sus hoteles dentro de los últimos días en el archipiélago de España de Baleares.

Entre ellos un joven británico quien falleció al caer desde la segunda planta de su hotel en Magaluf, una población costera dentro de Mallorca famosa por sus excesos de todo tipo.

Se manejan dos hipótesis: que él se lanzara voluntariamente o que se cayera por accidente, sin poder especificar si había consumido alcohol o alguna droga.

El Ministerio británico de Exteriores sostiene dentro de su página web una sección reservada a estas caídas, donde solicita no “tomar riesgos innecesarios (…) en particular si se halla bajo la repercusión de estupefacientes.

El tercer piso es la altura media de la que caen las víctimas del balconing en los casos registrados en Mallorca, con una aplastante mayoría de varones (97%) de una edad entorno a los 24 años.

El 88% de los expulsados en Mallorca eran de procedencia británica.

Y si bien es cierto que muchas de las víctimas son menores de 21 años, también hay casos de caídas que involucran a personas de mayor edad.

De hecho, el penúltimo caso acontecido en Mallorca lo protagoniza un hombre alemán de 35 años que cayó desde la segunda planta de un hotel de la Platja de Palma la semana pasada y se encuentra herido en estado crítico.

Tampoco es una cuestión que dependa de la nacionalidad. En las cuatro precipitaciones de la última semana están implicados dos británicos, un sueco y un alemán.

Te puede interesar: Con el Momo Challenge resurge un peligroso reto de internet